Psoriasis

Psoriasis

Es una enfermedad inflamatoria crónica, que se presenta como lesiones rojo-anaranjadas con descamación blanquecina, más frecuente en las salientes óseas, pero también podría presentarse en piel cabelluda, pliegues, palmas y plantas. Es benigna, no contagiosa, pero puede afectar la calidad de vida de los pacientes.

Existen diferentes tratamientos que pueden conseguir la desaparición de las lesiones, pero no la cura. Esto implica que, en casos de evolución crónica y persistente, al dejar el tratamiento, las lesiones de psoriasis muy probablemente volverán a aparecer.

¿Quieres saber más?

Descripción

Tiene predisposición genética y origen multifactorial, cada paciente tiene su propia evolución, no es contagiosa, es benigna, pero puede afectar la calidad de vida de los pacientes. Se puede presentar una psoriasis con pocas lesiones, que remiten con tratamiento. Otras muestran una psoriasis inestable, con afectación constante más o menos extensa. Y, hay pacientes que exhiben formas crónicas rebeldes como la psoriasis de las uñas. Algunas formas dejan a la persona incapacitada, cuando existe una intensa afectación palmo-plantar con fisuras.

¿Cuál es el tratamiento para la psoriasis?

Medidas generales:

  • Perder peso (en los casos con sobrepeso) y abandonar el alcohol y el tabaco, mejora la psoriasis cutánea
  • También se recomienda la exposición solar moderada sin llegar a quemarse
  • Los tratamientos de elección en las formas localizadas o poco extensas son los tópicos
  • Se utilizan corticoides tópicos (No deben utilizarse de forma continua para evitar complicaciones como atrofia cutánea y estrías), los análogos de la vitamina D, retinoides tópicos, derivados del alquitrán o brea, inmunomoduladores tópicos, emolientes y sustancias queratolíticas
  • Puvaterapia, en las formas extensas de la Psoriasis o cuando ésta se presenta en palmas y plantas y no ha mejorado con los tratamientos tópicos. Son tratamientos con radiaciones ultravioleta
  • Tratamiento sistémico: Indicados en formas de psoriasis extensas o graves y los biológicos son fármacos recientes que están indicados en las formas graves o cuando los tratamientos sistémicos tradicionales tienen contraindicaciones.
¿Cuáles son las manifestaciones clínicas?

Las lesiones características de la psoriasis aparecen más frecuentemente en las zonas salientes, por ejemplo, en los codos, rodillas y región lumbar. A veces, no se presenta así, sino en pliegues, en la piel cabelluda o en palmas y plantas de los pies.

Formas clínicas:

  • Psoriasis en gotas: se caracteriza por la aparición de las lesiones en el tronco y también por extremidades, habitualmente en gente joven, asociada a faringo-amigdalitis
  • Psoriasis palmo-plantar: Ocasionalmente, la psoriasis puede presentar pústulas (granos de pus no infectados) sobre las placas rojizas, de forma generalizada o localizada (palmo-plantar). Estas pústulas se secan y desaparecen, y vuelven a salir en brotes siguientes
  • Psoriasis eritrodérmica: cuando afecta más del 90% de la superficie corporal y se acompaña de malestar general y fiebre. Es una forma grave que obliga a menudo a un ingreso hospitalario para realizar tratamiento específico
  • Otras manifestaciones: El paciente puede tener afectación articular, sin tener todavía manifestaciones en piel
  • Se caracteriza por dolor o inflamación de una o más articulaciones, principalmente muñecas, rodillas, tobillos y/o pequeñas articulaciones distales de los dedos de las manos y de los pies. También puede aparecer un engrosamiento de todo el dedo de la mano o del pie
  • En los pacientes con Psoriasis cutánea extensa se ha descrito un aumento de frecuencia de obesidad, diabetes del adulto, hipertensión arterial, hipercolesterolemia, híper trigliceridemia, consumo de alcohol y tabaquismo, y aumento de la mortalidad cardiovascular
X
wpChatIcon