Cáncer Cutáneo

Cáncer Cutáneo

El cáncer de piel no-melanoma es el más frecuente y comprende las neoplasias que derivan de los queratinocitos: el carcinoma basocelular y el carcinoma espinocelular. El melanoma maligno deriva de otras células de la piel, los melanocitos que se encuentran en las zonas pigmentadas por ejemplo la piel y mucosas.

Es muy importante el diagnóstico y tratamiento temprano en cualquier lesión que aparece de novo en la piel. Además del diagnóstico clínico tenemos disponible la dermatoscopía que es una técnica que ha permitido aumentar la seguridad diagnóstica en los tumores de la piel y también ayuda a delimitar mejor los bordes libres de lesión a la hora de la cirugía. La cirugía de Mohs que es una técnica quirúrgica que permite durante el transquirúrgico mandar al patólogo la muestra y revisar los bordes de la lesión y solo ampliar esos bordes si todavía hay compromiso.

Entre las lesiones tumorales más frecuentes están:

  • Lesiones premalignas (queratosis actínicas)
  • Carcinoma Basocelular
  • Carcinoma Espinocelular
  • Melanoma maligno

Queratosis actínicas

Son carcinomas in situ, intra-epidérmicos que aparecen en áreas expuestas al sol en adultos, sobre todo en la cara (nariz, frente, pabellones auriculares), dorso de manos y cuero cabelludo. Ocurren por una proliferación y diferenciación anómala de queratinocitos epidérmicos con riesgo de progresión a carcinoma epidermoide infiltrante o carcinoma basocelular.

Las queratosis actínicas son parte de un proceso continuo que empieza con daños en el ADN y mutaciones que inicialmente son pequeños agregados de células transformadas, que no se ven, pero que con el tiempo demuestran los cambios visibles.

¿Quieres sabér más?

¿Cómo son y cómo se manifiestan?

Se manifiestan como pápulas rasposas, eritematosas que se recubren de escamas adherentes que al desprenderse dejan erosión superficial. Casi siempre múltiples. Pueden ser discretamente pruriginosas, de tamaño entre milímetros a centímetros.

Tratamientos

La crioterapia, el curetaje y electrocoagulación, el 5-fluoracilo tópico, dermoabrasión, peeling químico, crio peeling, la terapia con láser y la terapia fotodinámica. La elección de uno u otro depende de las características individuales del paciente, así como del tamaño, número y localización de las lesiones.

Carcinoma Basocelular

Es el tumor maligno más frecuente de la piel y se localiza fundamentalmente en la cara de personas de edad mediana o avanzada en los que la radiación ultravioleta acumulada juega un papel fundamental. También se consideran factores extrínsecos las radiaciones ionizantes, algunos agentes químicos como hidrocarburos policíclicos aromáticos, cloro fenoles y el arsénico.

Además del diagnóstico clínico se dispone de la dermatoscopía que es una técnica que ha permitido aumentar la seguridad diagnóstica y también ayuda a delimitar mejor los bordes libres de lesión. La cirugía de Mohs que es una técnica quirúrgica que permite durante el transquirúrgico mandar al patólogo la muestra y revisar los bordes de la lesión y solo ampliar esos bordes si todavía hay compromiso.

¿Quieres sabér más?

¿Cómo son y cómo se manifiestan los carcinomas baso celulares?

Son tumores que aparecen sin haberse lastimado, de crecimiento lento (en meses), color blanco, nacarado, brillante, con pequeños vasos sanguíneos que sangran con facilidad. Otros pueden ser lesiones superficiales eritematosas, ulcerosas. La mayoría de los carcinomas baso celulares se localizan en la cabeza y el cuello, aunque también ocurren en el tronco. Es especialmente peligroso si crece cerca de orificios como la nariz, los ojos y las orejas.

¿Cuál es el tratamiento?

El tratamiento de elección de cualquier forma de carcinoma baso celular es la resección quirúrgica, pero su Dermatólogo valorará el caso y determinará cual es la opción de tratamiento más adecuada para usted.

Carcinoma Espinocelular

Son como un bulto de color rosado o rojizo que crece rápido, en semanas en piel expuesta al sol, puede ulcerarse. Después del Carcinoma Basocelular es el cáncer más frecuente y puede dar metástasis a los ganglios linfáticos.

¿Quieres sabér más?

¿Cómo son y cómo se manifiestan los carcinomas escamosos?

Son como una protuberancia de color sonrosado, rojizo y de crecimiento bastante rápido (en semanas) en áreas expuestas al sol, que no cura espontáneamente y que puede ulcerarse. Es el segundo cáncer de piel en frecuencia. Puede dar lugar a metástasis en los ganglios linfáticos.

Melanoma

El melanoma maligno (MM) es el tumor más maligno de todos los cánceres. Comienza en los melanocitos, que son las células que elaboran pigmento en la piel (melanina). Es un tumor que habitualmente se desarrolla en la piel, aunque también puede aparecer en otros tejidos pigmentados como los ojos, los intestinos, las mucosas.

¿Quieres sabér más?

¿Qué causa el Melanoma?

Es un tumor con elevados índices de curación si está en piel, no así cuando ya hay metástasis.

No está claro por qué se produce el melanoma, entre los factores de riesgo que se han identificado se tienen (aunque algunas personas con estos factores de riesgo nunca presentan melanoma y algunas personas sin ningún factor de riesgo terminan sufriendo melanoma):

  1. Tipo de piel: Las personas con piel clara principalmente las pelirrojas con pecas, presentan un riesgo más elevado de aparición de melanoma. Cuando se da en personas de ascendencia africana o asiática suele ser un tipo especial de Melanoma denominado melanoma lentiginoso acral (en las palmas de las manos, las plantas de los pies o debajo de las uñas.)
  2. Nevus o Nevo o Lunar: La mayoría de los lunares nunca se convertirán en malignos, pero la presencia de una gran cantidad (más de cien) o de lunares poco usuales indica un aumento del riesgo de aparición de melanoma en la persona.

Presentar tres o más Nevos atípicos aumenta el riesgo de aparición de melanoma. Un Nevo atípico es el que presenta al menos tres de las características de la regla ABCDE:

  • Asimetría en la forma
  • Bordes irregulares o poco definidos
  • Color que varía dependiendo de la zona
  • Dinámica de su evolución en el tiempo, en lo que se refiere a forma, color y tamaño
  • Evolución (Crecimiento en poco tiempo)

También los Nevos congénitos de gran tamaño (mayores de 5 cm), que están presenten desde el nacimiento, presentan riesgo de convertirse en melanoma, deben someterse a seguimiento de forma periódica.

  1. Exposición al sol: La exposición a la radiación ultravioleta (UV) emitida por el sol es un importante factor de riesgo para el melanoma. La exposición intermitente al sol y las quemaduras solares, especialmente si se producen en la infancia.
  2. Uso de camas solares: La exposición a la luz UV artificial para broncearse aumenta el riesgo de aparición de melanoma, especialmente si se utilizan las camas solares antes de los 30 años.
  3. Antecedentes de melanoma: Haber sufrido melanoma aumenta el riesgo de padecer otro en un lugar diferente.
  4. Tener un familiar de primer grado (padres, hermanos e hijos) que haya desarrollado melanoma.
  5. Edad: El riesgo de melanoma aumenta con la edad, pero puede ocurrir en personas menores de 30 años.
  6. Sexo: En América del Norte, Oceanía e Israel los hombres presentan un riesgo de aparición de melanoma más elevado, mientras que en Europa el riesgo es ligeramente mayor en las mujeres.
  7. Inmunodepresión: Las personas con inmunidad deprimida presentan mayor riesgo de aparición de melanoma. La inmunidad puede disminuir por una enfermedad (como el Sida) o a causa de los fármacos que se administran después de un trasplante de órganos.
  8. Xerodermia pigmentosa (Xerodermia de Kaposi o melanosis lenticular progresiva): Pacientes con esta rara enfermedad hereditaria tienen un alto riesgo de padecer cualquier tipo de cáncer de piel incluido el melanoma.

¿Cómo se diagnostica un melanoma maligno?

La sospecha diagnóstica de melanoma maligno es fundamentalmente clínica, existe la dermatoscopía que es una técnica que utiliza un pequeño aparato con el cual puedes identificar las características de los melanomas y luego la biopsia que permitirá establecer un diagnóstico definitivo e informará de la profundidad (en milímetros) de la lesión, ya que el pronóstico y la actitud posterior pueden depender de este dato.

Si me han diagnosticado un melanoma maligno. ¿Qué otras exploraciones deben practicarme?

Depende de las características del melanoma y de su profundidad. En melanomas muy superficiales (melanoma in situ o melanomas de menos de 0,9 mm de profundidad) únicamente se realizan exploraciones complementarias de chequeo general. En los melanomas más profundos suele estudiarse la situación de los ganglios linfáticos regionales mediante el estudio del ganglio centinela, para determinar posible metástasis.

¿Se cura el melanoma maligno?

Sí. Sobre todo, aquellos melanomas que no se han extendido más allá de la localización cutánea inicial tienen un elevado índice de curación.

¿Puede prevenirse el desarrollo de un melanoma maligno?

Sí. Primariamente, el desarrollo de melanoma maligno puede prevenirse al evitar una irradiación ultravioleta excesiva tanto solar como artificial (rayos UVA), sobretodo las quemaduras solares, principalmente en la infancia. Y, de manera secundaria se puede prevenir al realizar un diagnóstico precoz. Por esto, resulta recomendable que las persones que tengan «lunares» que haya experimentado algún cambio reciente, o que tengan algún lunar que sea completamente diferente del resto de lunares o bien que cumplan la denominada regla ABCD soliciten una consulta dermatológica. Esta actitud resulta todavía más importante si existen antecedentes familiares.

¿Cómo se trata?

Si se trata de un Melanoma Maligno localizado, la escisión quirúrgica con márgenes de seguridad es el procedimiento que será realizado.

Si se demuestra afectación de los ganglios linfáticos (a través del estudio del ganglio centinela cuando no son clínicamente palpables) habitualmente se practica una linfadenectomía regional. Puede incrementarse ligeramente la supervivencia, en aquellos casos en que está indicado, el tratamiento adyuvante o complementario con interferón.

La enfermedad avanzada (metástasis en órganos y vísceras) responde a los tratamientos con quimioterapia.

¿Qué pronóstico tiene el melanoma?

Es un tumor con elevados índices de curación cuando se halla localizado exclusivamente en la piel, pero cuando el melanoma se extiende a los ganglios linfáticos o desarrolla metástasis a distancia de la piel, el pronóstico empeora drásticamente.

X
wpChatIcon